Publicado el

Cinco hechos que evidencian la mala hora de las compañías digitales y tecnológicas

Amazon ahora está en el radar de Donald Trump

Desde enfrentar la posibilidad de un mayor control tributario y nuevas regulaciones sobre uso de datos, hasta investigaciones por accidentes mortales e interferencia en asuntos electorales; las compañías tecnológicas enfrentan obstáculos en la tendencia al alza que han mostrado en las bolsas.

Uno de los nuevos perjudicados es Amazon, que cayó el miércoles 4.38% luego de que el sitio web de noticias Axios informara que el presidente Donald Trump quiere “perseguir” a la empresa, pues de acuerdo a fuentes del medio, el mandatario ha discutido cambiar el tratamiento fiscal de la compañía porque impacta negativamente sus negocios y está “matando a centros comerciales y tiendas físicas”.

En respuesta, las acciones del gigante del ecommerce cayeron hasta 7% el miércoles, llegando a restar hasta US$ 52,000 millones al valor de mercado de la compañía. Trump ha criticado a Amazon en las redes sociales en el pasado, diciendo que la firma está perjudicando a la industria minorista y causando la pérdida de empleos en Estados Unidos.

El mayor control sobre uso de datos es otra de las amenazas que afrontan las compañías tecnológicas. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Cnuced), aseguró el pasado miércoles que el escándalo sobre privacidad de datos que envuelve a Facebook muestra solo un aspecto de la gran tarea que es preparar al mundo para el comercio electrónico, según información de Reuters.

La Unión Europea implementará el nuevo Reglamento General de Protección de Datos el 25 de mayo, con el que podrían imponer multas ya sea por US$ 24 millones o 4% del volumen de negocios global anual de las compañías que violen las leyes.

Mientras que en Estados Unidos la Comisión Federal de Comercio (FTC) confirmó una investigación no pública a Facebook, que podría generar nuevas medidas de protección de datos, como la pactada en 2011 entre la FTC y la red sobre cargos relativos a las prácticas de privacidad de las compañías de medios sociales.

A esto se suman los casos que han debido afrontar algunas compañías tecnológicas. La Corte de Apelación de Estados Unidos recuperó la demanda por violación de copyright de Oracle a Google por US$ 3,900 millones por la presencia de Java en Android.

La Corte determinó que el uso de la plataforma de desarrollo por parte de Google no está protegido por las leyes de uso razonable invalidando la sentencia de 2016. Un juez en San Francisco definirá con cuánto deben compensar a Oracle. Al mismo tiempo, en Europa la Agencia Española de Protección de Datos sancionó a WhatsApp y Facebook por dos “infracciones graves” de la Ley Orgánica de Protección de Datos, multando a cada una con US$372.624.

A esto se le suma que el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, llevará a Google y Apple ante los tribunales por “abuso de competencia”.

La posibilidad latente de un aumento de impuestos a las tecnológicas también genera incertidumbre en las compañías del sector. La Comisión Europea propone tributos a la publicidad digital y compañías que ofrecen espacios publicitarios. El impuesto digital podría fijarse entre 3% y 5%.

Diego Santos, consultor y estratega digital, analiza los casos asegurando que “era algo que iba a pasar eventualmente porque es lo que ocurre con empresas no reguladas” y añade que “la legislación de los diferentes países donde operan estas empresas iniciarán un fuerte debate sobre su regulación que inicia en 2018 y podría ir hasta 2020 o 2021 para poner en cintura a estas compañías tecnológicas”.

En contraposición, Raúl Ávila, profesor de economía de la Universidad Nacional, dice que estos fenómenos son “procesos normales cuando hay temas de irrupción tecnológica” y asegura que esto “no significa que se vayan a cambiar los paradigmas más allá de algunas regulaciones “.

Los líos con vehículos de Uber y Tesla
Las compañías tecnológicas de servicio de transporte también enfrentan problemas. La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos investiga a Tesla por el accidente que sufrió un Tesla Model X la semana pasada, en el que su conductor resultó muerto y el vehículo se incendió tras el accidente.

Por otra parte el gobernador de Arizona prohibió la prueba de carros autónomos de Uber, tras la muerte de una mujer atropellada por un vehículo de este tipo de la compañía.

Publicado el

Los preparativos de Saga y Ripley para evitar ser las nuevas víctimas de Amazon

El modus operandi de Amazon es sencillo: llega y arrasa con su competencia. ¿Qué están haciendo los retailers locales para competirle, ante su eventual llegada.

Amazon

Amazon podría llegar a Perú en los próximos años. (Foto: Bloomberg)

La historia de la tienda es conocida: Jeff Bezos cumplió su sueño de vender libros vía web y amplió su catálogo a casi todo lo que pueda venderse. Al mismo tiempo, se volvió el hombre más rico del mundo.

En casa, dos de las más grandes empresas del retail tradicional comienzan a prepararse. Por el momento, ya identificaron sus principales debilidades.

“El mayor desafío está en el surtido. Amazon tiene un surtido indiscutiblemente más grande”, señala a Gestión.pe Francisco Iturriaga, gerente de e-commerce de Ripley.

En la web de Bezos puedes comprar de todo. Con la adquisición de Superfoods y las propias marcas de Amazon, parece que comienza a sacarle una ventaja importante al resto ya que, tranquilamente, puedes comprar todo en un solo sitio.

Sin embargo, tanto Ripley como Saga deducen que una oportunidad frente a la gama de productos que ofrece el retailer web.

“Una de las grandes ventajas que tenemos frente a un exclusivo de e-commerce son las tiendas físicas. Hacemos mucha compra por Internet y retiro en tienda”, añade Denise Labarthe, gerente central de e-commerce de Saga Falabella.

“Además, la gente tiene la ventaja de ir a devolver el producto a la tienda que quiera o cmabiarlo por el color que quiera”, observa.

Delivery

El segundo problema, y más urgente, es logístico. Amazon ofrece compras a solo un clic, además de llevar el producto a la puerta de su casa, con opción de tracking al milímetro.

En Perú una de las mayores inquietudes de los usuarios pasa por este detalle. Existe el miedo a que el producto no llegue a tiempo o simplemente no llegue. Además de las demoras en el envío.

“El e-commerce en la región se ha pisado la cola porque se está comprometiendo a fechas que es complejo cumplir. Tenemos temas de urbanización, desconocimiento de los peaks de tránsito”, reconoce Iturriaga.

El ejecutivo asegura que en la región el cliente demanda fechas precisas, mientras que Amazon ofrece rangos (máximo en dos días, por ejemplo).

Ideas hay. Para solucionar estos problemas se están planteando estrategias diferentes desde ambos frentes.

Saga apuesta más por el retiro en tienda. “El retiro en tienda tiene una limitante que son los horarios de apertura y cierre. Tenemos un piloto con cinco lockers en donde los usuarios pueden recoger los productos que compran por Internet las 24 horas”, anunció Labarthe.

En cuanto al tracking, reveló que Falabella planea un nuevo servicio de monitoreo para revisar las órdenes web, incluso pudiendo modificarlas en el camino.

Ripley gira la apuesta hacia los nuevos jugadores.

“Hay muchos emprendimientos que están con varios modelos de negocio que permiten hacer un same-day delivery o despacho express, algo que está por sobre la oferta que puede hacer Amazon, entregando productos de la tienda en 30 min o una hora, o desde el centro de distribución en un par de horas”, observó el ejecutivo de Ripley.

Espacio digital

El sector del comercio digital en Perú aún se encuentra en una etapa inicial, con amplio margen de crecimiento y espacio para varios competidores.

“Todavía hay espacio para Amazon y la competencia. Estados Unidos no es el mercado de aquí. Allá las ventas físicas por pie cuadrado van en declive, mientras acá siguen creciendo, porque la modernización de los canales no ha llegado a su punto máximo”, anotó Gianfranco Polastri, gerente general de Google Perú.

Sin embargo, reconoce que una eventual llegada de Amazon le añade una nota de urgencia al mercado digital. Una nota que ya escucharon los retailers.

“Lo que pasó en otros países es que Amazon los agarró desprevenidos. Nosotros hemos observado esto y la idea es poder corregir nuestros errores y hacerle frente”, apuntó la directiva de Saga Falabella.

“Ripley tiene armas para competir y está invirtiendo en potenciarlas. Aprendemos de lo que sucede en el mundo con las mejores experiencias y prácticas porque no queremos ser castigados por estos grandes internacionales”, subrayó Iturriaga.